Intercedamos juntos en nuestra próxima noche de oración. Todos son bienvenidos. Sera una noche especial mientras unidos levantamos en alto el nombre de Jesús.